150 años de Nestlé: ¡conoce más sobre los productos y valores que han dado forma a nuestra historia!


Gacetillas de prensaene 18, 2016

Desde 1866, Nestlé ha desarrollado productos basados en la ciencia, inspirados por nuestra pasión por la nutrición, que han mejorado, e incluso, salvado vidas. Encuentra más información acerca de los productos y valores que han dado forma a la historia de innovación de nuestra compañía y que han cambiado el mundo moderno, desde ‘farine lactée” (harina lacteada) hasta Nescafé y Cailler.
"Good Food, Good Life”: Celebrando 150 años de Nestlé
En 1867, en Suiza, un bebé prematuro no podía ser amamantado, lo cual era preocupante en una época en que muchos niños morían de desnutrición debido a la falta de alternativas eficaces a la leche materna. Henri Nestlé aprendió sobre el caso y alimentó al niño con su nuevo alimento infantil ‘farine lactée' (harina lacteada). Fue el único producto que el niño pudo digerir, y sobrevivió.


Los comentarios sobre el éxito de Nestlé se propagaron rápidamente, y con determinación, compromiso y un espíritu pionero, construyó un próspero negocio. Su innovación para salvar vidas fue el modelo para todos los que siguieron a lo largo de los 150 años de Nestlé, lo que muestra la habilidad de la compañía para cumplir y anticipar las necesidades cambiantes de los consumidores.
A nivel mundial, la gente consume más de mil millones de porciones de productos de Nestlé por día. La compañía opera en más de 197 países y emplea a casi 340.000 colaboradores, algo muy diferente al negocio de pequeña escala que Henri Nestlé fundó en Vevey, Suiza. Sin embargo, Nestlé todavía abraza sus valores, su famoso logo 'nido', y su sede central en dicha ciudad.
Crecer en una era industrial
La historia de Nestlé comienza en 1866, cuando la compañía Anglo-Suiza de Leche Condensada (Anglo-Swiss Condensed Milk Company) lanzó la primera leche condensada de Europa, otro producto que salvó vidas en una época antes de la refrigeración, cuando la leche fresca se estropeaba fácilmente durante su tránsito. En 1905, Anglo Swiss se fusionó con la compañía de Nestlé para formar la Nestlé & Anglo-Swiss Milk Company, que evolucionó a Nestlé en 1977.
El éxito temprano de la empresa se debió a su inversión en productos basados en la ciencia y en modernas fábricas para producir de manera eficiente. Los ferrocarriles y los buques a vapor daban acceso a Nestlé & Anglo-Swiss a nuevos mercados urbanos en todo el mundo y también a utilizar medios de publicidad modernos (periódicos, revistas, etc.) para educar a las personas acerca de los beneficios de los productos, como la nutrición, la calidad, la seguridad, la accesibilidad y el gusto.


Es un modelo para el éxito que, con algunas actualizaciones necesarias, todavía se aplica hoy. Otro beneficio que los productos Nestlé siempre han ofrecido es conveniencia y comodidad, y esto fue algo especialmente importante después de la Segunda Guerra Mundial, cuando más mujeres entraron al mundo laboral y la gente exigió alimentos que fueran fáciles de preparar.
Hacia 1938, la gente podría comenzar el día con un Nescafé, el primer café instantáneo con gran sabor en el mundo, simplemente añadiendo agua caliente. Para 1948 podrían disfrutar Nesquik, un polvo a base de cacao que se disuelve fácilmente en leche fría. Y hacia 1957, podrían terminar el día con las pastas “comidas listas” de Maggi enlatadas, que fueron un gran éxito.
Alivianando la carga en la cocina
Las latas no eran nuevas, pero las comidas nutritivas en latas sí lo eran, y esto rápidamente se convirtió en un segmento de alto crecimiento para Nestlé. Estos alimentos tenían una vida útil larga, eran fáciles de calentar antes de comer, e incluso podían disfrutarse fríos. Las latas también eras fáciles de transportar, por lo que se podían consumir en viajes a acampar, por ejemplo, junto con una taza de Nescafé. Tales productos ayudaron a dar forma a nuestro mundo moderno.


Desde la década de 1960 también se podía disfrutar de la comodidad y conveniencia de alimentos congelados y helados de Nestlé, que la compañía ingresó a medida que los frigoríficos y congeladores domésticos crecían en popularidad. En 1986, Nestlé fue un paso más allá mediante la creación de su innovador sistema Nespresso, que cambió la manera en que experimentamos el café premium.
Nespresso es otra innovación de Nestlé que mejora la calidad de vida de las personas, en todas partes, todos los días. Al hacerlo entrega placer, una emoción que también asociamos fuertemente con el chocolate. Precisamente en este rubro Nestlé entró por primera vez en 1904 cuando comenzó a exportar para Peter & Kohler, añadiendo más tarde marcas como Cailler y KitKat.


Nutrición Dirigida: el futuro de los alimentos
Hoy, el negocio de Nestlé abarca bebidas, aguas, lácteos, confitería, alimentos para mascotas, café, culinarios, helados, refrigerados, e incluso el cuidado de la piel. En 2011, la compañía amplió su liderazgo en Nutrición, Salud y Bienestar mediante la creación de Nestlé Health Science, para desarrollar productos nutricionales para la salud que apuntan a una salud óptima del cerebro, por ejemplo, o el envejecimiento saludable.


Estas innovaciones ayudarán a Nestlé a enfrentar los desafíos globales de la desnutrición, la obesidad y el aumento y envejecimiento de la población. Esta misma pasión por la nutrición sustenta el compromiso de mejorar los productos mediante la reducción de sal, azúcar y grasas saturadas, y la fortificación con vitaminas, minerales, vegetales y cereales integrales.
Mientras Nestlé celebra 150 años, la compañía se mantiene fiel a su convicción de que para prosperar en el largo plazo se debe crear valor para los accionistas, las comunidades donde opera, y la sociedad en general, una estrategia aplicada a su negocio llamada “Creación de Valor Compartido”. Esta es una convicción que consagra los valores de Henri Nestlé, al mismo tiempo que Nestlé espera los siguientes 150 años de “Good Food, Good Life”.