Científicos de Nestlé consiguen mantener el mismo dulzor con menos azúcar

¿Te imaginas que tu chocolate favorito tuviera el sabor de siempre pero con menos azúcar?

Gacetillas de prensadic 2, 2016

Este sueño podría convertirse pronto en realidad. Científicos de Nestlé han conseguido modificar la estructura del azúcar de manera que, aunque se utilice menor cantidad en el chocolate, se percibe casi el mismo dulzor.

Este nuevo azúcar, de disolución más rápida, permitirá a Nestlé reducir de forma significativa el azúcar total de sus chocolates, manteniendo su excelente sabor. Nestlé empezará a utilizarlo en una de sus gamas de chocolates a partir de 2018.

Chica comiendo chocolate

“Esta pionera investigación está inspirada en la naturaleza y permite reducir la cantidad total de azúcar hasta en un 40 % en nuestros chocolates”, afirma Stefan Catsicas, jefe de Innovación, Tecnología e I+D de Nestlé. “Nuestros científicos han descubierto una forma totalmente nueva de usar un ingrediente natural y tradicional”, añade Catsicas.

Con este descubrimiento, Nestlé acelerará sus esfuerzos por cumplir con su compromiso de reducir la cantidad de azúcar en sus productos. En materia de nutrición, la compañía también se compromete a mejorar el perfil nutricional de sus productos, reduciendo la cantidad de azúcar, sal y grasas saturadas, a la vez que aumentar la cantidad de vitaminas, minerales y cereales integrales.

La investigación científica, en el ADN de la compañía

La investigación científica, en el ADN de la compañía En 1866, el fundador de Nestlé, el farmacéutico alemán Henri Nestlé, preocupado por la alta mortalidad infantil de la época investigó cómo desarrollar una fórmula compuesta de leche, azúcar y harina de trigo a la que llamó Harina Lacteada y con la que logró salvar la vida de muchos bebés.

En los años posteriores, la compañía siguió investigando para convertirse en pionera en descubrimientos que han supuesto grandes saltos cualitativos en la industria alimentaria. Así, por ejemplo, la aplicación de la ciencia en los procesos de fabricación consolidó algunos de los logros más conocidos de la empresa: la condensación de la leche, la producción de café soluble por atomización en torre de secado o la descafeinación con agua. Además, en 1971, Nestlé impulsó de la ultracongelación de los alimentos como nuevo método de conservación.