Alimentos funcionales

Alimentos funcionales son aquellos que ayudan a prevenir enfermedades, que contribuyen a mejorar el rendimiento, que compensan carencias nutricionales y ayudan a sentirse bien a individuos y poblaciones.

Algunos ejemplos son:

  • Alimentos Fortificados o Enriquecidos: aquellos a los que se les ha agregado uno o varios nutrientes como Fibra, Hierro, Omega 6, Calcio.
  • Alimentos a los que se les ha removido un componente como Grasas saturadas, sodio, gluten.
  • Alimentos a los que se ha modificado uno o más de sus ingredientes: Yogures, leches cultivadas.
  • Cualquier combinación de los anteriores.

Los consumidores se interesan ahora más que nunca por la calidad nutricional de los alimentos y particularmente si estos van dirigidos a los más pequeños. Alimentos que nos nutren, dan placer, ayudan a definir quiénes somos y como vivimos. En la actualidad, también determinan cuanto tiempo y con qué calidad vivimos.

Alimentos infantiles enriquecidos

Después de los primeros 6 meses de vida en los cuales la lactancia materna es, sin ninguna duda, la mejor opción, es necesario incorporar gradualmente alimentos semisólidos a la alimentación del bebé. Esta etapa de conocimiento de nuevos sabores y texturas que se extiende hasta aproximadamente el año y medio de vida, tiene determinante trascendencia en la salud del pequeño. Por una parte, lo introduce en un mundo nuevo de alimentos e insistimos en que estos primeros meses son un período de gran receptividad, en el que hay que aprovechar cada oportunidad para ofrecer toda la variedad de alimentos, en forma gradual y en función de la evolución del niño (sostén, masticación, maduración del aparato digestivo). Por otra parte, los requerimientos nutricionales del pequeño cambian y es importante cubrirlos en forma adecuada para asegurar el crecimiento y desarrollo esperado.

Mes a mes hay un aumento de las necesidades de energía por lo cual la leche, sea cual fuere, necesita ser complementada con alimentos y algunos nutrientes se tornan indispensables:

  • Hierro: cuya función primordial es la de transportar oxígeno a los tejidos.
  • Zinc: mineral esencial para la integridad del sistema inmune y el crecimiento.
  • Calcio: participa del desarrollo y fortalecimiento de huesos y dientes.
  • Fósforo: actúa junto al calcio en formación de huesos además de participar de todos los procesos de formación de energía del organismo.
  • Vitaminas B1: mediador del metabolismo de Hidratos de carbono, única fuente de energía posible para el cerebro.
  • Vitamina A: fundamental para el desarrollo de la visión y sistema inmune.
  • Vitamina D: principal regulador de calcio, puede ser sintetizada desde la piel de niños que se exponen al sol, en general, se suplementa a los niños nacidos en invierno.
  • Acido Fólico: interviene en el desarrollo de células y tejidos.

Los Cereales Infantiles Nestlé están enriquecidos con las vitaminas y minerales mencionados.